Los inmigrantes ocupan los empleos destinados a los estadounidenses: ¿Mito o realidad?

Posted August 20, 2019 1:38 pm by Romina Tibytt

Conozca cómo es el desarrollo de las ciudades con mayor cantidad de inmigrantes

Contrariamente a lo que quieren creer aquellos que son muy nacionalistas y los que piensan que los extranjeros vienen a robar el trabajo de los “residentes naturales”, un artículo publicado por la Agencia de Bienes Raíces Redfin (en inglés), informó que en las ciudades de los Estados Unidos con mayor cantidad de inmigrantes, es donde más crece la riqueza de los hogares. 

Se puede observar que las áreas metropolitanas de mayor crecimiento de los primeros años de la década de 2010, el 20% de la población estaba constituida por inmigrantes, mientras que, en contraste, en las áreas metropolitanas menores, solo el 2% eran de origen extranjero.

Los inmigrantes indocumentados pagan impuestos

Sabemos sobre la clase de propaganda que existe hoy en día, entre tantas, se destaca una sobre que se construirá un muro que supuestamente pagará México. Mientras que en realidad quienes lo están pagando son los que ya están dentro de Estados Unidos trabajando y, muchas veces, con aportes a la economía estadounidense que, al no regularizarse, nunca cobrarán y son entonces conservados por el Seguro Social. Los inmigrantes son, en buena medida, quienes mantienen la fuerza de trabajo y la economía en crecimiento con seguridad hasta por lo menos dos décadas más, según un nuevo estudio de Pew Research (en inglés).

Lo que se puede observar fácilmente es la cantidad de impuestos que pagan los indocumentados que hacen vida en Estados Unidos, comenzando con el pago de impuestos a nivel estatal y urbano por 11.700 millones de dólares, según explicó claramente The Institute on Taxation and Economic Policiy en su publicación (en inglés) del 1 de marzo de 2017.

Por otra parte, existe una facilidad que otorga el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), la cual proporciona el aporte que hacen quienes no pueden acceder a una tarjeta de Seguro Social para poder trabajar, pero que, por otro lado, quienes trabajan sin contar con el permiso correspondiente, pueden ser tomados en la nómina de las compañías, utilizando el conocido número del ITIN, por sus siglas en inglés: Número de Identificación Fiscal Individual.

Según informó The Atlantic: “En 2010, alrededor de 3 millones de personas pagaron más de $870 millones en impuestos a la renta, usando un ITIN, y de acuerdo con el IRS, los pagadores de ITIN pagan $9,000 millones en impuestos anuales”. 

Los inmigrantes que trabajan con números falsos del Seguro Social, aportan dinero a los fondos de jubilación del que nunca podrán beneficiarse. Cuando el dinero retenido proviene de un número de Seguro Social (SSN, por sus siglas en inglés), no identificable a un contribuyente, pasa a una cuenta denominada Archivo de Ganancias en Suspenso.

Estamos hablando de aproximadamente $13 mil millones al año, de los cuales los inmigrantes indocumentados nunca se beneficiarán de él. Además, los inmigrantes indocumentados pagan una tasa impositiva promedio más alta (8%), según informó el Instituto de Tributación y Economía Política (ITEP, por sus siglas en inglés).

Dicen que los inmigrantes indocumentados toman el trabajo de los ciudadanos

Quienes tienen una posición anti-inmigrante o incluso xenófoba, aseguran que los inmigrantes están robando los empleos de las americanos, pero esta afirmación no está probada por la realidad.

En la última mitad de siglo XX, la generación que proporcionó la mano de obra necesaria que requería el país fueron los Baby boomers (aquellas personas nacidas entre 1945 y 1964), es decir, quienes constituyeron la generación que precedió a los de la Generation X. Incluso, hay quienes afirman que la gran recesión que se mostró en plenitud durante el 2009,fue provocada (en todo caso, sólo en parte) por el retiro masivo de la fuerza laboral de los Baby boomers que pasaron a pertenecer a la clase pasiva. Allí también tuvieron su protagonismo las fuerzas provenientes de la inmigración indocumentada que tomó muchos puestos de trabajo que la siguiente generación no veía con afecto.

Durante la mayor parte de los últimos 50 años, los Baby boomers fueron la fuerza impulsora detrás del crecimiento de la mano de obra estadounidense y la economía. Ahora son viejos y se retiran. Entre eso, y una baja tasa de natalidad, los inmigrantes están llenando cada vez más ese vacío.

Según Pew Research, “la inmigración era una fuente insignificante de crecimiento en los años 60, pero creció en importancia luego que la ley de inmigración de 1965 abriera la visibilidad para personas de una variedad más amplia de naciones, que iba más allá de los países europeos tradicionales de origen. A mediados de la década de 1990, la inmigración había superado el crecimiento del número de adultos nacidos en Estados Unidos con padres nacidos en Estados Unidos como fuente del aumento de la fuerza de trabajo potencial de la nación”.

Más inmigrantes significan más ingresos fiscales, permitiendo nuevos gastos o menos impuestos para todos. Significa más puestos de trabajo (la necesidad de más hogares, más bocas para alimentar, más gasto en prácticamente todo) en la que los inmigrantes son más propensos a asumir el trabajo que nadie más quiere.

© Latinosem | ALL RIGHTS RESERVED | Services | Portfolio | Blog | About Us | Contact Us | Sitemap |
Trusted Business Reviews